Gastronomía catalana platos típicos de Cataluña

La riqueza gastronómica de Cataluña solamente se explica conociendo sus paisajes ya que aúna todo lo que la montaña y el mar nos pueden dar.

Cocina 100% mediterránea, sencilla y en donde el producto es lo más importante, y eso es lo que podemos esperar de la cocina catalana, una cocina sencilla, variada y donde el producto es la estrella.

La geografía de Cataluña al igual que su historia han propiciado que la gastronomía haya ido evolucionando, aunque cabe decir que la filosofía sigue siendo la misma que hace siglos, si el producto es bueno, el plato estará bueno.

Escalivada:

Se trata de verduras asadas (berenjena, pimiento y cebolla) que una vez cortadas se suelen servir frías o templadas a modo de ensalada, su acompañante perfecto es el aceite de oliva, es como el cerrajero especializado con sus llaves, inseparables.

Esqueixada:

Este plato frio está hecho con bacalao desmigado y pimiento asado, el dulzor del pimiento, el aceite de oliva y el bacalao salado permiten un contraste de sabores, este plato sencillo hace que los catalanes se sientan orgullosos.

Samfaina:

En la cocina catalana y valenciana es una receta típica, los ingredientes básicos de este guiso son la cebolla, ajo, calabacín, berenjena y a veces pimiento, se añade romero o tomillo y aunque puede tomarse solo, suele ir como acompañamiento de carnes y pescados.

Trinxat:

Típico del otoño/invierno ya que es un plato único al tener col, torta de patata puerro aderezado con bacón, este platillo puede considerarse como la cerradura con su cerrajero, contundentes.

Botifarra amb mongetes:

Estas son el principal acompañamiento de la botifarra blanca hecha con carne de cerdo.

Mar i Muntanya:

Esta combinación de carne y pescado suele prepararse con pollo o conejo con langostinos, sepia o gambas, tradicionalmente se cocina en cazuela de barro.

Mar y Montaña:

Típica de Cataluña son las Albóndigas de carne con sepia.

Suquet de Peix:

Se trata de un guiso típico de la costa mediterránea el cual se elabora con diferentes pescados, tradicionalmente era un guiso de pescados y utilizaban el pescado que había quedado dañado por la pesca y no se vendía, es uno de los grandes platos catalanes.

Zarzuela:

Se trata de un estofado a base de pescado y marisco con su picada, el pescado que se sirve es el de temporada.

Mel i Mató:

Este sencillo, aunque popular postre es la mezcla del queso Mató una especie de requesón y miel. Se suele acompañar con frutos secos.

Crema Catalana:

Quizás sea el postre por excelencia de Cataluña, esta rica crema es un postre cremoso y crujiente ya que en la parte superior se quema azúcar para crear una capa de crujiente caramelo, podrás conseguirlo en casi cualquier lugar en Cataluña.

Carquiñoles:

Está hecho a base de almendras, aunque se puede encontrar con otros frutos secos, este dulce que parece un biscote.

Panellets:

Se suelen vender para el Día de todos los Santos, dulces típicos a base de almendra y piñones.

Catania:

El complemento ideal para el café o un vino dulce, este pequeño dulce a base de almendra y cacao es uno de los souvenirs que traerte de Cataluña.